es

El chorizo de León, el mejor embutido de España (probablemente del mundo)

Chorizo de Leon

El chorizo de León, el mejor embutido de España (probablemente del mundo)

El chorizo, es sin lugar a dudas el embutido típico en España y hasta nos permitimos definirlo como el rey entre los embutidos españoles. Deben de ser raros los niños y niñas españoles que no se hayan criado con un buen bocadillo de chorizo en sus meriendas. Ya desde muy pequeños nos acostumbramos a disfrutar de este inconfundible embutido y le tenemos tanto cariño porque ha formado parte de los mejores momentos de felicidad y nos trae recuerdos de la tierna infancia. 

El chorizo es un embutido curado tradicional de la península española, elaborado principalmente a base de carne de cerdo picada y adobada con especias, siendo la más característica el pimentón.

El chorizo, es un embutido excepcional en todas sus formas y variantes aunque nosotros obviamente defendemos que el mejor es el chorizo de León debido, entre otras cosas, a su curación natural en las alturas de la montaña leonesa cuyo clima proporciona las condiciones ideales para una curación natural del embutido, su ligero toque ahumado y su intenso sabor, naturalmente siempre y cuando las materias primas utilizadas sean de primera calidad como es el caso de nuestro chorizo casero Entrepeñas.  

El consumo de chorizo está tan extendido en España que desde hace tiempo participa en las manifestaciones de descontento de la población. Aunque según la Real Academia de la Lengua Española el origen de la palabra “chorizo” en su significado de “ratero, descuidero, ladronzuelo” sea distinta de la de nuestro querido embutido, no han sido pocas las protestas callejeras en las cuales algún manifestante blandiera una barra de pan mientras gritaba que no “hay pan para tanto chorizo”. Durante sus protestas en León en 2011 los indignados no dudaron en mostrar una pancarta en la que se podía leer “políticos mangantes para chorizos los de Geras”.

Clases de chorizo

Como sabemos la gastronomía española está típicamente regionalizada y ésta peculiaridad se ha trasladado también al embutido más típico de la península Ibérica. De hecho existe una multitud de tipos chorizo (y ahora volvemos a referirnos otra vez a los embutidos de carne de cerdo picada :-)) que se diferencian sobre todo por los ingredientes y el modo de curación reflejándose estas diferencias en sus características organolépticas.

Los chorizos más famosos que podemos comprar en España son sin lugar a duda el chorizo de León, el chorizo de la Rioja, el chorizo de Pamplona, el chorizo de Cantimpalos, el Chorizo de Asturias, el chorizo de Navarra, el chorizo canario…

Los tipos de chorizos se pueden diferenciar por otro lado por la carne utilizada en su elaboración (chorizo de cerdo ibérico, chorizo tradicional o de cerdo blanco, chorizo de vaca, etc.), las especias utilizadas (chorizo dulce, chorizo picante), su forma de atado (chorizo herradura, chorizo cular, etc.), etc.

Denominadores comunes de todos los chorizos son el ajo y el pimentón. El pimentón confiere al chorizo su característico color rojo y, dependiendo del tipo y de la cantidad del pimentón, un sabor ligeramente picante.

Aunque nos guste pensar que somos únicos, hay muchos otros países en los que se elaboran embutidos que se podrían definir chorizos (Alemania, Italia, Hungría, México, Venezuela, Chile, etc.).

De todas maneras, incluso en España el chorizo tienen muchos primos hermanos: el salchichón, el morcón, la butifarra, la morcilla, la sobrasada o el chorizo para untar. Aunque el chorizo siga siendo el rey de los embutidos.

El chorizo se emplea en las cocinas españolas en varias formas ya que sirve de excelente aperitivo acompañado de un trozo de pan y un buen vino o como ingrediente para  « alegrar « estupendas recetas de todo tipo (fabada, patatas a la riojana, empanada de chorizo, croquetas de chorizo, tortilla de chorizo, lentejas con chorizo, macarrones con chorizo, pizza con chorizo, etc.).

El chorizo de León y el chorizo de Geras

En España se producen muchos chorizos de muy alta calidad. Cada región y sobre todo, cada casa tiene su receta. En su primer viaje espacial, en 1998, el astronauta Pedro Duque se llevó en su equipaje un chorizo de León. Fue lo primero que pensó que iba a echar de menos en el espacio. Por alguna razón será :-)

El chorizo es principalmente un embutido casero pero desafortunadamente el mercado está llevando a muchas de las empresas de embutidos a dedicarse a la producción de embutidos en cantidades industriales a precios reducidos por lo que el énfasis se pone en la cantidad antes de la calidad.

Si hay un embutido que caracteriza nuestra empresa – junto a la Cecina de León cuya calidad es conocida en España y en el extranjero – es el chorizo de León cariñosamente definido por muchos de nuestros clientes “chorizo de Geras” ante el que incluso su majestad se quita el sombrero (leer la noticia aquí).

Desde las alturas de la montaña leonesa en un lugar precioso declarado reserva de la biosfera en 2005, intentamos seguir la tradición de nuestros abuelos y nos esmeramos en producir un producto totalmente artesano, un chorizo casero con el sabor tradicional, porque queremos preservar esos sabores de antaño y proporcionar a quienes compren un chorizo de León Entrepeñas un producto de calidad superior que le pueda seguir sorprendiendo. Nuestros clientes saben apreciar la diferencia de calidad que conlleva la elaboración de unos embutidos artesanos, la utilización de la mejor materia prima, un ligero ahumado de madera de roble y un proceso de curación largo y natural evitando la utilización de secaderos artificiales y ventiladores que permiten secar los chorizos en el mismo día. (Eso lo dejamos a los chorizos que encontráis en las grandes cadenas de distribución :-)).

El chorizo casero de Entrepeñas en sus versiones cular o herradura, dulce o picante y para untar, está íntegramente elaborado con carne de jamón (a diferencia de otros chorizos en los que se utiliza carne de otras partes del cerdo), el mejor pimentón de la vera y el ajo fresco de temporada de nuestra región, sometiéndose a una curación absolutamente natural de un mínimo de tres meses. Características que sin duda se reflejan en el resultado final y diferencian nuetro chorizo del resto de sus homólogos.

También elaboramos y ponemos a la venta un chorizo para cocer que resulta más tierno porque se somete a una curación más corta, el picadillo de chorizo - o zorza, jijas, chichas o también chichos – y, un producto novedoso que es el chorizo para untar que recuerda un poco como textura y modo de empleo al chorizo canario o a la sobrasada mallorquina pero con todo el sabor de nuestra tierra.