es

LA CECINA DE CHIVO

Hoy os queremos dar a conocer una joya gastronómica muy enraizada con la montaña central leonesa: la cecina de chivo.

Mucho menos conocida que la archifamosa cecina de León elaborada con carnes seleccionadas de vacuno, este otro manjar se obtiene a partir de carne de chivo (caprino) y cuenta también con su propia Marca de garantía.

Es un plato tradicional que subsiste pese a la escasez de cabaña de ganado caprino con las características necesarias para su elaboración. En los últimos tiempos está experimentando una merecida recuperación a la que contribuye, sin duda, la celebración anual de la Feria de la cecina de chivo de Vegacervera con más de treinta ediciones a sus espaldas.
Esta bonita localidad leonesa, famosa por las preciosas hoces formadas por el río Torío abriéndose paso entra las calizas, es el escenario cada mes de noviembre de la exaltación de la cecina de chivo, acogiendo a miles de visitantes que presencian las exposiciones ganaderas, visitan los stands de expositores de productos de la comarca y dan buena cuenta de las degustaciones de sopa de chivo y, como no, de cecina de chivo, longaniza, morcilla de León, pan y vino.

LOS INGREDIENTES
La cecina de chivo se elabora con carnes de cuatro piezas del chivo: pierna, paletilla, costrabazo delantero y costrabazo trasero. Los condimentos para su preparación no podrían ser más naturales: sal, adobo (mezcla de ajo machacado, pimentón, orégano y aceite de oliva), humo natural (normalmente de leña de roble) y tiempo (frío y seco de la montaña leonesa).

¿COMO DISFRUTAR DE ESTE MANJAR?
La cecina de chivo puede ser degustada de dos maneras: loncheada a partir de piezas curadas de las patas traseras o entrecallada, es decir, desalada y cocida. En esta segunda opción es muy habitual acompañarla de longaniza de chivo, embutido similar al chorizo de León pero elaborado con carne de chivo y un poco de tocino además de sal, ajo, orégano y pimentón.

Entrepeñas, empresa ubicada en plena montaña central leonesa, ha querido aportar su granito de arena en la recuperación de esta maravilla de nuestra gastronomía comercializando la cecina de chivo precocinada y lista para degustar tras calentar 10 minutos a fuego lento, al baño maría o en el microondas. Disponemos de 2 variedades: cecina de chivo con longaniza con y sin patata cocida.

Ya solo queda qué vengáis a disfrutar de los paisajes y gastronomía de la montaña leonesa.